No te fíes de tu memoria

– ¡No te fíes (demasiado) de tu memoria! –

Cuando recordamos el pasado tenemos la sensación de que lo hacemos tal y como las cosas sucedieron, aunque el proceso de recordar implica algunos factores que pueden modificar (y mucho) la precisión de su contenido

Recordar implica realizar una serie de procesos mentales que incluyen volver a categorizar, transcribir e incluso inventar la información almacenada. Por esta razón, establecer la veracidad del contenido de la memoria autobiográfica (la que almacena los acontecimientos que vivimos) resulta muy difícil.

Los procesos de memoria parecen ajustarse a creencias y expectativas personales para cumplir con lo que esperamos en cierto tipo de situaciones, además de estar directamente relacionados e influenciados por procesos como la motivación, el humor y las emociones.

En el artículo de hoy te explicamos lo que es la amnesia infantil, las falsas memorias o el pico de reminiscencia y más curiosidades sobre la memoria que probablemente te hagan replantear la veracidad de algunos de tus recuerdos.

Emoción y memoria

¿Cómo influye la emoción en los recuerdos?

Cuando recordamos, tenemos un papel mucho más activo de lo que parece. Más que acceder a una información fija, cada vez que contactamos con un recuerdo estamos reconstruyendo esa información a partir del momento presente y de nuestras condiciones personales.

La emoción es uno de los principales factores que influyen en la recuperación de la información, influyendo en la memoria de estas tres formas:

  1. En general, los contenidos de mayor carga emocional se recuerdan mejor.
  2. El estado emocional en el momento en el que se procesa la información influye en su recuerdo. Las emociones intensas mejoran la memoria para los detalles principales pero dificultan la de los menos importantes.
  3. El estado emocional presente en el momento de recordar puede interactuar con el contenido a rememorar. Es decir, bajo una emoción positiva será más fácil recordar contenidos positivos o que se han vivido bajo el mismo estado.

La amnesia infantil

¿Por qué apenas recordamos escenas de cuando somos muy pequeños?

El efecto conocido como amnesia infantil abarca hasta los 5 años de edad aproximadamente, periodo en el que hay una nula o escasa recuperación de recuerdos autobiográficos.

Otro tipo de recuerdos, los elementos aprendidos en esta etapa (como los colores, formas, números, letras, etc…) sí que permanecen y pueden ser recuperados posteriormente porque se encuentran ligados a la memoria implícita, un tipo de memoria a largo plazo.

Aunque se pueden encontrar varias líneas de investigación respecto a las causas de la amnesia infantil, la más aceptada es el insuficiente desarrollo del córtex prefrontal en estas edades. Esta zona del cerebro interviene en la toma de decisiones, la memoria y el control del comportamiento.

gestalt en barcelona, coaching en barcelona, coaching, gestalt,terapia de pareja, terapia niños, terapia adolescentes, bcn gestalt

El «pico de reminiscencia»

¿Por qué recordamos mejor lo sucedido entre la adolescencia y los 30 años?

El llamado pico de reminiscencia es un fenómeno que se presenta en personas mayores de 40 años y que consiste en un incremento de los recuerdos de experiencias ocurridas entre los 15 y los 30 años de edad.

Una de las características más significativas del pico de reminiscencia es que los recuerdos se relacionan con emociones muy positivas, habiendo una ausencia de recuerdos asociados a emociones negativas. Otro efecto es que solemos situar en estas etapas los eventos que consideramos más significativos de nuestra vida.

La teoría más aceptada para explicar este fonómeno es la del «guión cultural». Éste se basa en lo que a nivel social creemos que “debería pasar” en la vida de una persona en esas edades (estudiar, viajar, primer trabajo, vida amorosa y social, etc…). Este hecho hace que recuperemos los recuerdos a partir de estos guiones culturales compartidos, y el pico de reminiscencia actuaría como una estrategia para recordar dichos eventos.

Falsas memorias

¿Por qué recordamos cosas que nunca han sucedido?

Las falsas memorias son recuerdos que son considerados ciertos a pesar de que no ocurrieron en la realidad. Un ejemplo muy utilizado para ilustrar este fenómeno es la anécdota protagonizada por el psicólogo Jean Piaget, que relataba con mucho detalle el robo a su niñera por parte de un ladrón cuando él era pequeño. Años después comprobó que gran parte del suceso era falso y que él mismo había completado la historia basándose en la narración que había oído de su familia.

La teoría de los constructos personales de George A. Kelly explica que cada uno de nosotros atribuimos un significado distinto a las experiencias que vivimos, como una forma personal de construir la realidad. De acuerdo a esto, estos recuerdos inexactos se reconstruirían en base a nuestra visión personal, añadiendo a veces contenidos inventados o tomados de fuentes ajenas.

Algunas operaciones mentales básicas pueden llegar a producir recuerdos imprecisos. En esta tabla se recogen las principales:

Descripción

Ejemplo

Transcurso

Disminución de la accesibilidad de la memoria conforme pasa el tiempo

Olvidar eventos ocurridos hace tiempo

Distractibilidad

No recordar haber realizado una acción por un fallo de atención

Olvidar dónde hemos dejado un objeto

Bloqueo

La información está presente pero temporalmente inaccesible

Sensación de tener una palabra “en la punta de la lengua”

Atribución errónea

Los recuerdos se atribuyen a una fuente errónea

Confundir un sueño con un recuerdo

Sugestionabilidad

Implantación de recuerdos que nunca sucedieron

«Recordar» estar en una escena por haberla oído muchas veces

Propensión

Conocimientos y creencias actuales que distorsionan recuerdos del pasado

Ajustar el recuerdo de actitudes del pasado con el de mis valores actuales

Persistencia

Recuerdos no deseados

Recuerdos de eventos traumáticos

 

El fenómeno de la sugestión genera la creencia de que sucedió un determinado evento, y esto provoca que a su alrededor se construyan, mediante la imaginación, recuerdos que den sentido a dicha creencia. Si los procesos de memoria, entonces, buscan adecuarse a nuestras creencias y expectativas produciendo recuerdos distorsionados, es probable que éstos conduzcan a una historia de vida algo distorsionada.



– ¿Te ha gustado la publicación? ¡Compártela o coméntala!
– Únete a nuestro  Facebook y Instagram
- Si necesitas que te ayudemos a resolver un problema o realizar algún cambio, pídenos una primera cita gratuita.

Licencia de Creative Commons
Este artículo pertenece a Bcn Gestalt . Se permite compartir su contenido sólo citando la fuente. El texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional