He vuelto a la rutina… ¡socorro!

Primeros de septiembre: vuelta a las actividades habituales, al trabajo, a los estudios, a la rutina diaria… El telediario seguro que mencionará el famoso síndrome post-vacacional: cansancio, abatimiento, apatía, tensión y un variado de sensaciones provocadas por la resistencia a realizar este proceso de re-adaptación a lo cotidiano.

Por lo general esperamos las vacaciones todo el año como si fuera «la vida de verdad»… este planteamiento, la expectativa de que cuando esté de vacaciones «sí que seré feliz», acentúa la dificultad en la vuelta a la actividad habitual: ¿sólo vivimos «de verdad» en vacaciones o en fin de semana? ¿Sólo dos días de cada siete o un mes de cada doce? 

bcn gestalt, terapia, felicidad

 

Sin darnos cuenta, esperando el viernes o las vacaciones, se nos escapa elmomento presente, el único del que disponemosy con él, también se escapan todas esas «pequeñas felicidades» que podemos encontrar cada día. Con esta actitud estamos despreciando lo más valioso que tenemos, el ahora. No hay ahoras de primera o segunda categoría, y aunque unos pueden ser más dulces que otros, todos son igual de valiosos.
¿Qué puedes hacer hoy, ahora, en favor de tu bienestar? Estas cuatro «a» pueden ayudarte a llevar mejor esta readaptación después de las vacaciones:

– Aceptación: Acepta la realidad de que han acabado tus vacaciones. Enfadarte o instalarte en la queja no te ayudará, pero si sientes alguna emoción de este tipo, acógela y exprésala para poder vaciarla 

– Actitud positiva: Toma aire, respira…. observa qué hay de positivo en este preciso momento, por pequeño que sea. Céntrate en lo que tienes en lugar de en lo que te falta. Busca darte alguna pequeña satisfacción: un descanso, una charla con los compañeros, una buena comida…

– Atención en el presente: está bien recordar lo que hemos vivido durante las vacaciones, pero hay que evitar que se convierta en un mecanismo de escape de la realidad de nuestro presente. Para reconectarte con el ahora, observa sin tratar de juzgar: cómo estás, qué hay a tu alrededor, qué sientes, qué necesitas…

– Agradecimiento: ¿Has podido descansar, ir de vacaciones o disfrutar de alguna experiencia agradable? ¿Has podido compartir un momento con los tuyos, cambiar la rutina por unos días, o volver a un trabajo? ¡Qué suerte!

gestalt en barcelona, coaching en barcelona, coaching, gestalt,terapia de pareja, terapia niños, terapia adolescentes, bcn gestalt

 

Los conceptos anteriores nos ayudarán siempre que estemos satisfechxs con las actividades que retomamos y también, en términos generales, con nuestra vida. Si es así, estos consejos pueden facilitar que la adaptación sea más relajada, positiva y se consiga en unos pocos días.

Ahora bien, hay muchos casos en que de manera inconsciente utilizamos las vacaciones como escape de una vida poco satisfactoria, y al volver nos damos cuenta de que todo sigue igual, con los mismos problemas que había antes. Si nuestra vida no nos acaba de llenar, es habitual que ésta nos «caiga encima» con todo su peso al volver de las vacaciones. Este regreso a la cotidianidad puede servirnos para observar y tomar conciencia de qué partes de nuestra vida no nos satisfacen o de si tenemos algún tema pendiente de solucionar. En este caso, sería necesario iniciar un proceso de cambio a un nivel más profundo.

¡Te deseamos una feliz vuelta al cole!



– ¿Te ha gustado la publicación? ¡Compártela o coméntala!
– Únete a nuestro  Facebook y Instagram
- Si necesitas que te ayudemos a resolver un problema o realizar algún cambio, pídenos una primera cita gratuita.

Licencia de Creative Commons
Este artículo pertenece a Bcn Gestalt . Se permite compartir su contenido sólo citando la fuente. El texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 8 =