12 frases inspiradoras de Fritz Perls

Fritz Perls (1893-1970) fue un médico psiquiatra y psicoanalista alemán que, junto a su esposa Laura, psicóloga, desarrolló la Terapia Gestalt. Esta selección de algunas de sus frases nos permite acercarnos a su enfoque vital y terapéutico y nos ofrece valiosas reflexiones a tener en cuenta:

Si necesitas los halagos y las palmaditas en la espalda de todo el mundo,
estás convirtiendo a todo el mundo en tu juez

Depender de la aprobación externa nos convierte en personas sin autonomía y nos empuja a estar más pendientes de gustar a lxs demás que de gustarnos a nosotrxs mismxs. Si le damos más importancia al exterior que a nuestro propio criterio, estamos otorgando a nuestro entorno un gran poder sobre nosotrxs, convirtiéndolxs en jueces de nuestra existencia. Cuanta más importancia damos al exterior, menos nos damos a nosotrxs mismxs.  Esta frase nos invita a ser más autónomos y a basarnos en nuestras propias opiniones y necesidades.


El pasado sólo es visto a través de nuestros ojos secuestrados por el presente

Es imposible mirar objetivamente al pasado, pues la visión se da desde nuestro ahora, en el que las circunstancias, emociones y vivencias son distintas a las de entonces.

Por un lado, podemos lamentarnos del camino que elegimos porque hemos conocido su resultado, pero olvidamos que en ese momento fue nuestra mejor opción (o la única respuesta que fuimos capaces de dar). Por otro lado, si nuestro presente no es todo lo feliz que nos gustaría, también existe el peligro de idealizar el pasado, quedándonos aferrados a una actitud nostálgica que puede resultar muy perjudicial.


Esperar a que el mundo te trate en forma justa porque eres una buena persona
es lo mismo que esperar que un toro no te ataque porque
 eres vegetariano

Fritz perls, terapia gestalt, terapia en barcelona

Tratar bien a lxs demás, ser justos, empáticxs y tener buenas intenciones son comportamientos que no garantizan que las circunstancias nos sean favorables o que lxs que nos rodean nos traten de la misma manera.

Actuar a partir de nuestros valores debe ser una manera de estar bien con nosotrxs mismxs, de desarrollar una actitud de coherencia interna. De lo contrario, puede ser una forma de protegerse (“te trato bien, no me hagas daño”) de intentar obtener el mismo trato por parte de lxs demás (“te trato bien, trátame igual”) o de exigir que todo el mundo vea, sienta o actúe como yo lo haría. De alguna manera, eso se convierte en mercantilismo, en una forma de intercambio y no en una verdadera actitud de bondad desinteresada.


La angustia siempre es el resultado de alejarse del ahora.
La angustia es la brecha entre el “ahora” y el “después”

La vida no es más que un constante “aquí y ahora”, un presente continuo que sólo podemos apreciar si estamos en una actitud de conciencia en el momento que estamos vivendo. Si lográramos estar siempre “aquí y ahora”, desaparecerían nuestros problemas de ansiedad, estrés, depresión, etc…

Cuando nos vemos sobrepasados por nuestro pasado o excesivamente preocupados por el futuro, es recomendable realizar una revisión de aquellos aspectos que no logramos gestionar. Desarrollar una actitud de conciencia en el momento, apartando las preocupaciones sobre el “después” (futuro) y las experiencias de “antes” (pasado), nos libera de mucha carga mental, física y emocional y nos acerca a un estado de mayor presencia y bienestar.


No busques la felicidad. La felicidad sucede, es una etapa transitoria

“Ser felices se ha convertido en una obligación, en una meta tan imposible como frustrante. La felicidad entendida como emoción intensa, es un estado provisional. En lugar de esforzarnos en mantener una imposible condición de felicidad extrema, mejor ocupémonos en cultivar otro tipo de felicidad, una actitud de paz y bienestar internos a través de acciones sanas y coherentes con nosotrxs mismxs.


Las emociones no son molestias que deban ser descargadas.
Las emociones son los motores más importantes de nuestro comportamiento

Todas las emociones que sentimos tienen un mensaje que darnos. En la sociedad actual, enfocada totalmente en los resultados y el intelecto, a menudo obviamos y reprimimos nuestro mundo emocional, callándolo o ignorándolo sin gestionarlo adecuadamente. Aprender a aceptar, tomar conciencia y trabajar nuestras emociones es imprescindible para vivir de forma equilibrada y saludable.


El loco dice: “soy Abraham Lincoln”, el neurótico: “ojalá yo fuera como Abraham Lincoln”, y la persona sana: “yo soy yo, y tú eres tú”

La mayoría de nosotrxs entramos en la categoría de “locxs” y “neuróticxs”: creemos ser distintxs de lo que somos (por no darnos cuenta de cómo realmente somos) o estamos en una constante comparación con el exterior, buscando parecernos a unos modelos impuestos por la sociedad, el entorno, o una idea propia de cómo “deberíamos ser”.

Cuando alguien ha alcanzado un cierto grado de conciencia, deja de compararse, se acepta a sí mismx con sus virtudes y defectos e invierte sus energías en su propio crecimiento en lugar de esforzarse en ser quien no es.

gestalt en barcelona, coaching en barcelona, coaching, gestalt,terapia de pareja, terapia niños, terapia adolescentes


Sin toma de conciencia no hay nada,
ni siquiera el conocimiento de la nada

El primer e imprescindible paso para realizar cualquier cambio es darnos cuenta de las cosas. Sobre todo ¡necesitamos darnos cuenta de que no nos damos cuenta! Hasta que no iniciamos un proceso de autoconocimiento profundo, somos muy ajenos a todo lo que se oculta bajo nuestras motivaciones, reacciones, miedos, pensamientos… solamente conocemos nuestra “punta del iceberg”. Cuando nos hacemos conscientes de ello podemos empezar a actuar sobre lo que nos aleja de nuestro bienestar y desarrollar nuestros propios recursos.


Es muy raro que las personas puedan hablar y escuchar.
Muy pocas escuchan sin hablar

La mayoría de las veces no estamos en una actitud de escucha sino que más bien callamos para poder contestar. Sabemos lo que queremos decir y esperamos para decirlo, pero sin estar realmente atentxs a la otra persona. La comunicación verbal puede ser el caldo de cultivo perfecto para dar rienda suelta a nuestras neuras, tanto a la hora de expresar algo como de entender la información que recibimos. Desarrollar una escucha verdadera, más empática y consciente es clave para comunicarnos mejor.

orejas de entender bcn gestalt


Algunas personas son verdaderos coleccionistas de lamentos. No hacen más en sus vidas que juntar desgracias que jamás dejan salir. ¿Se pueden imaginar qué poca vitalidad les queda para vivir?

Hay personas que viven instaladas en el victimismo, el sufrimiento y la queja. Incapaces de darse cuenta de la parte positiva de sí mismas o de su vida, suelen estar muy necesitadas de atención y cariño, que reclaman a través de su máscara de víctimas. En esta actitud queda muy poco espacio para lo placentero, el descanso, lo positivo… queda poca energía para vivir.


Amigo, no seas perfeccionista. El perfeccionismo es una maldición y un esfuerzo.
Es perfecto si te dejas estar y ser.

El perfeccionismo (muchas veces visto como una virtud) es en realidad una gran fuente de malestar. En un punto equilibrado nos mueve a dar lo mejor de nosotrxs, pero llevado al extremo se convierte en un monstruo insaciable. Eso nos lleva a estar siempre disconformes con lo que hacemos y somos, escondiendo una cierta vanidad, una pretensión de “ser perfectos”, sin aceptarnos con nuestras luces y nuestras sombras.


No estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y tú no estás en este mundo para cumplir las mías

Muchas veces, más que por nuestros propios deseos y necesidades, nos movemos por cumplir las expectativas de nuestros padres, de la sociedad, de nuestras parejas… De esta manera acabamos viviendo la vida de otrxs y poco a poco quedamos “desdibujadxs”, sin un propósito o identidad propios. Otras veces exigimos que las personas de nuestro entorno cumplan nuestras propias expectativas, desarrollando una actitud egocéntrica y demandante.

Esta frase nos recuerda la importancia de asumir la responsabilidad sobre nuestra propia vida y encontrar un equilibrio para relacionarnos de forma sana, respetándonos a nosotrxs mismxs y a lxs demás.



© Bcn Gestalt

- Si necesitas que te ayudemos a resolver un problema o realizar algún cambio, pídenos una primera cita gratuita. Visitas presenciales en Barcelona y también online.

– ¿Te ha gustado la publicación? ¡Compártela o coméntala si te apetece!
– También puedes unirte a nuestra página de Facebook y de Twitter
– Suscríbete a nuestro blog:

Bcn Gestalt
Bcn Gestalt
Terapia Gestalt individual y de pareja, crecimiento personal, cursos y talleres en Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + dos =