A buen entendedor… habla claramente! (frase fail)

En esta sección revisamos expresiones y frases hechas de contenido no muy acertado desde un punto de vista terapéutico. Puedes leer aquí más entradas de “frases fail”


“A BUEN ENTENDEDOR POCAS PALABRAS BASTAN”

Esta frase hecha invita a que nos quitemos de encima una importante responsabilidad: la de comunicar claramente aquello que necesitamos expresar. Este popular dicho da por hecho que la responsabilidad no es de la persona que comunica el mensaje (que sólo tiene que decir unas “pocas palabras”) sino de la persona que lo está recibiendo (el “entendedor”).
¡Cuánta gente la usa para culpar a l@s demás de su propia falta de asertividad y sacarse de encima la tan a veces complicada tarea de comunicarse de manera directa!

La responsabilidad de hacerme entender y de expresar aquello que necesito decir es solamente mía. Sí, a veces puedo encontrar  personas poco predispuest@s a escuchar y comprender lo que necesito decir, pero eso no justifica que no asuma la tarea de comunicarme de forma clara.

La forma en que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos,
en última instancia determina la calidad de nuestras vidas

Anthony Robbins

Si tenemos problemas para afrontar situaciones difíciles, poner límites a l@s demás o para ocupar el espacio que nos corresponde, la dificultad en expresarnos y ser asertiv@s aumentará de forma considerable. Las cosas más complicadas de comunicar suelen ser aquellas que nos resultan incómodas, desagradables o que despiertan miedos y dudas en cuanto a la reacción de la otra persona. Todos estos miedos y dificultades hacen que acabemos utilizando algunos mecanismos poco sanos en nuestra forma de comunicarnos:

– Lanzar indirectas 
Es la actitud representativa de la frase fail de hoy. Cuando nos refugiamos en las “pocas palabras” que dice la frase, acabamos usando indirectas con la esperanza de que la otra persona capte el mensaje en vez de decir claramente lo que necesitamos.

comunicacion terapia gestalt barcelona– Permanecer en un silencio “castigador”
Si callamos como forma de mostrar algunas emociones, adoptamos una actitud pasivo-agresiva que perpetúa el malestar y nos impide gestionar la situación de manera sana.

No expresar en el momento
Guardarnos aquello que nos desagrada hace que acumulemos emociones que hacen aumentar la dificultad para expresarlas. Por otro lado, si callamos algo durante mucho tiempo estaremos propiciando una explosión desproporcionada o más agresiva cuando ya no podamos más.

Poner caras
Es natural que nuestra cara exprese lo que estamos sintiendo, pero si la usamos como mecanismo para evitar decirlo directamente, tampoco estamos enfrentándonos a la situación con madurez.

Dar por hecho que l@s demás saben lo que siento/pienso/necesito 
Por mucho que la otra persona nos conozca bien o le mandemos “señales”, no pedir directamente lo que queremos o no expresar cómo nos sentimos es una manera de cargar a l@s demás con nuestra responsabilidad de hacerlo.

– Publicar indirectas en redes sociales
¿Quién no ha leído alguna vez en Facebook o Twitter algún mensaje “generalista” o “indirecto” que se dirige de manera muy evidente a alguien concreto?

-Ser demasiado diplomátic@s
Por miedo a dañar nuestra imagen o a perjudicar al/a otr@, a veces somos tan poco asertivos y suavizamos tanto el contenido que es imposible que el mensaje llegue de manera clara.

-Ser demasiado agresiv@s
Si confundimos asertividad con agresividad o llevamos tiempo callando algo, corremos el riesgo de ser demasiado duros en la manera de decirlo (provocando precisamente el efecto contrario del que buscábamos con nuestro silencio). Tampoco debemos confundir sinceridad con agresividad: hay personas que agreden bajo el pretexto de estar siendo sólo “sinceros”.

Ni sumisión ni agresión, sólo asertividad 

Walter Riso

Muchas de estas estrategias son inconscientes y las utilizamos como manera de escapar de situaciones difíciles o que nos ponen frente a algo que nos cuesta aceptar y confrontar.


 A BUEN ENTENDEDOR…HABLA CLARAMENTE!


 

Unos puntos a tener en cuenta para mejorar tu comunicación:

1 – Toma tu espacio: Tienes el mismo derecho a expresarte que cualquier otra persona. Date el permiso para hacerlo.
2 – Responsabilízate: habla, pide lo que necesitas. No lo calles o esperes que los demás lo hagan por ti.
3 – Sé asertiv@: habla de manera clara, concisa y directa. Evita las excesivas explicaciones o justificaciones.
4 – Con conciencia: Pon atención en cómo te estás comunicando para detectar si eres demasiado agresiv@, diplomátic@ o si estás manipulando sin darte cuenta.
5 – Con corazón: no tengas miedo de expresar tus emociones. Sé empátic@ y recuerda que el enfado y la rabia se pueden manifestar sin perder el contacto con el corazón.

Te recomendamos que leas dos artículos en este enlace (primera parte) y en este otro  (segunda parte), donde profundizamos en el tema y en los que encontrarás 10 claves para comunicarte de manera más asertiva, efectiva y sana.



© Bcn Gestalt

– ¿Te ha gustado la publicación? ¡Compártela o coméntala si te apetece!
– También puedes unirte a nuestra página de Facebook y de Twitter
– Si quieres pedirnos una cita, contacta con nosotros.
– Para recibir nuestras publicaciones en tu mail, puedes suscribirte a nuestro Blog.

Bcn Gestalt
Bcn Gestalt
Terapia Gestalt individual y de pareja, crecimiento personal, cursos y talleres en Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =