Las 5 maneras de manipular

¿Quién no se ha sentido alguna vez víctima de algún/a amig@, pareja, compañer@ de trabajo, jefe/a o familiar manipulador? Por otro lado… ¿quién no ha influído alguna vez en alguien para conseguir lo que quería?
En cierto modo tod@s lo hacemos alguna vez, pero hay personas que hacen de la manipulación su forma de vida: a veces de manera más evidente, otras con interpretaciones sutiles dignas de un Oscar, consiguen que los demás hagan o se sientan exactamente como ell@s quieren. No obstante, muchos pueden no ser conscientes de su juego por haberlo integrado a su “personalidad” o ser incapaces de responsabilizarse de sus actos manipulativos.

En este otro artículo ya hablamos de distintos tipos de manipulación como manera de evitar el conflicto. Hoy queremos centrarnos en el perfil manipulador en sus principales formas:

1. LA VÍCTIMA

¿Cómo lo hace? 
Se sitúa como una persona desgraciada a la que le pasa de todo. El mundo exterior es percibido como malo, desagradecido e injusto. Usando la queja y el chantaje emocional, a veces también juega el papel de pobre desvalid@ al que hay que ayudar, y consigue que el otr@ se sienta tan mal ante sus desgracias que se vea casi obligad@ a proporcionarle lo que necesita. A veces pide lo que quiere directamente aunque por regla general lo hace de forma indirecta, y frecuentemente usa su salud como manera de victimizarse.
Compara tus problemas con los suyos y consigue que parezcan una ridiculez: “¿Tienes dolor de cabeza? Pues a mí me han descubierto una úlcera de estómago!”

¿Qué obtiene?
Atención, ayuda, cariño, compasión. Consigue eludir sus responsabilidades y que sean l@s demás los se hagan cargo.

Ojo con…
Caer en su trampa! Compadecerl@ sólo alimentará su poder y os perjudicará a amb@s. Intenta verl@ como una persona con escasos recursos emocionales, que necesita mucha atención y sentirse querida de esta forma tan negativa y pobre.


2. EL “LIANTE”

manipulacion terapia gestalt barcelona ¿Cómo lo hace?
El/la liante/a consigue darle la vuelta a todas y cada una de las cosas que dices para ponerlas a su favor. Suele ser inteligente, por medio del discurso y de razonamientos que parecen de lo más lógicos, te acaba haciendo dudar hasta de lo que tú mism@ has dicho. Da igual la razón que le des o las argumentaciones que puedas hacer, siempre parecerá que tiene razón (jamás reconocerá que no la tiene) y tergiversará historias, hechos, palabras y todo lo que se le ponga por delante en favor de sus intereses.
En su versión más extrema pasa de liante/a a mentiros@, llegando a inventarse cualquier cosa. 

¿Qué obtiene?
A parte de salirse con la suya, obtiene una cierta superioridad intelectual, quedando como el/la “razonable” y lógico.

Ojo con…
Darle cuerda a su discurso, digas lo que digas lo usará en tu contra. Expresa lo que piensas y sientes de manera clara y concisa y después retírate. No entres en su juego o te verás en un bucle sin fin.

3. EL AGRESIVO 

¿Cómo lo hace?
Provocar, gritar, enfadarse, acusar, intimidar… Para este tipo de manipulador@s, la mejor defensa es un buen ataque. Usa la agresividad y la provocación para dominar a l@s demás y busca crear un sentimiento de miedo a enfrentarse con él/ella. En las personas más agresivas puede llegarse al insulto e incluso a la agresión física. La mayoría de veces se sale con la suya porque los demás ceden para evitar entrar en un conflicto más violento y desagradable.

¿Qué obtiene?
Hacerse con el control de la situación, sentirse superior a través de su fuerza y reafirmar su poder.

Ojo con…
Si tienes dificultades para confrontar, este tipo de manipulador/a siempre te ganará la partida.

manipular bcn gestalt

4. EL SEDUCTOR 

¿Cómo lo hace?
Te dice lo estupend@ que eres, lo bien que lo haces todo y lo fantástico que es estar a tu lado. Juega con tu autoestima, la alimenta para hacerte sentir bien y ganarse tu confianza.
A veces puede buscar la cercanía, la complicidad y la intimidad demasiado pronto y con “prisas” con el objetivo de hacerse imprescindible en tu vida y ocupar un gran espacio para poder manipularte a su favor. 

¿Qué obtiene?
Sentirse especial, imprescindible, muy importante para el otr@. Crear una imagen de “buena persona” que sólo piensa en l@s demás. Tener argumentos para que luego cedas a sus demandas.

Ojo con…
… las personas que nada más conocerte quieren parecer tu mejor amig@ y que se muestran extrañamente cariñosas y cercanas. 

5. EL DEPENDIENTE

¿Cómo lo hace?
En este artículo revisamos la relación dependiente en la pareja, algunas de cuyas características son también transferibles al tema de hoy. El estilo dependiente va muy unido al de víctima, usando el chantaje emocional y la culpa como punto fuerte de poder sobre l@s demás. Se
 establece como un pobre desvalido que necesita de nuestra ayuda porque no “puede” hacer las cosas por sí mism@. Igual que el halagador, también juega con nuestro ego haciéndonos sentir especiales, imprescindibles, salvador@s y fuertes. También puede usar la infravaloración como arma: “no valgo nada“.

¿Qué obtiene? 
Atención, ayuda, cariño, compasióndependiente manipulacion bcn gestalt.
Eludir sus responsabilidades y provocar sentimientos de superioridad en la persona que l@ ayuda.

Ojo con…
… caer en el rol protector y alimentar una relación perjudicial para amb@s (peligrosísima la combinación de un/a dependiente con un/a seductor/a…!).

Estos estilos manipulativos pueden combinarse entre sí, también dependiendo de las circunstancias y de las personas implicadas. Puedes encontrar 4 estilos manipulativos más en este enlace


MANUAL DE SUPERVIVIENCIA: ¿QUÉ HACER?

Para el/la que se siente manipulad@: 

 Asertividad: ante una persona manipuladora lo mejor es ser asertiv@ y expresar lo más clara y concisamente posible lo que necesitamos comunicar, de manera que le demos las menos opciones posibles para ejercer sus artes.

 No alimentar el rol:  la mayoría de las veces somos capaces de descubrir cuándo alguien nos está manipulando, pero rara vez somos conscientes de cómo sin querer podemos estar alimentando el juego manipulativo: compadecer al que se hace la víctima o mostrarse protector del dependiente, por ejemplo, son algunas maneras de hacerlo.

 Poner límites: no ceder a sus “trucos” y confrontar directamente será necesario para escapar de su influencia.

 Poner corazón: a veces el manipulador es consciente de que lo es… pero otras no. Intenta verl@ como una persona que no sabe pedir lo que necesita de una forma sana o que actúa así por miedo.

Para el/la manipulador/a: 

 Darse cuenta: Date cuenta de cuándo y cómo lo haces, además de para qué te sirve. Observa qué estás evitando a través de la manipulación (quizás tengas miedo al rechazo, no sepas cómo expresar directamente lo que quieres, intentes evitar sentir alguna emoción en concreto o bien no quieras responsabilizarte de algo…)

 Responsabilidad: Hazte responsable y asume tus sentimientos, deseos, pensamientos y actos. Sé honest@ y consecuente con ellos. Actúa tú mism@ para obtener lo que quieres.

– Expresar: di lo que necesitas de forma directa, sincera y clara. Si se te “escapa” la manipulación, para, respira… y vuelve a empezar! 

 Poner corazón: Date cuenta de que estás dañándote a ti mism@ y jugando sucio con l@s demás. Seguro que encontrarás la manera de pedir y obtener lo que necesitas de una manera más sana para tod@s!

Puedes leer la continuación de este artículo con 4 maneras más de manipular siguiendo este enlace



© Bcn Gestalt

- Si necesitas que te ayudemos a resolver un problema o realizar algún cambio, pídenos una primera cita gratuita. Visitas presenciales en Barcelona y también online.

– ¿Te ha gustado la publicación? ¡Compártela o coméntala si te apetece!
– También puedes unirte a nuestra página de Facebook y de Twitter
– Suscríbete a nuestro blog:

Bcn Gestalt
Bcn Gestalt
Terapia Gestalt individual y de pareja, crecimiento personal, cursos y talleres en Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =